Wednesday November 22nd, 2017 José Vicente Martín

Location in Time, exposición del colectivo británico brook and black, dentro del Plan Z,

B-B-foto-primera+

Location in Time  es el título de exposición del colectivo británico brook and black, compuesto por Tiffany Black (artista y profesora de la Oxford Brookes University) y Leona Brook, que colabora con Regent´s University y Camberwell College of Arts, que ha tenido lugar desde el 22 de noviembre en la sala EspaciØ.

La muestra de brook and black se inscribe dentro del Proyecto Plan Z, que forma parte del Plan de internacionalización de la Facultad de Bellas Artes de Altea de la UMH. Este proyecto muestra la obra de artistas, profesores y estudiantes de escuelas de arte extranjeras a los estudiantes del Campus de Altea y al público en general. El Proyecto Plan Z se caracteriza por el hecho de que las obras exhibidas tienen un soporte replicable o reproducible a partir de formatos digitales, de modo que no es necesario el transporte de las obras y los proyectos pueden montarse incluso sin la necesidad del autor. Así mismo se trata de proyectos de corta duración, en algunos casos, como en esta ocasión, reducidos a la inauguración y cuya pervivencia se recogerá en esta web del Campus de Altea y en una futura publicación que recogerá todos los proyectos.

Las artistas han escrito estas líneas explicativas a propósito de este trabajo:

Nuestra experiencia humana está cada vez más mediada por la tecnología hasta el punto de que ahora tenemos vidas en línea y fuera de línea, perfiles de avatares y personalidades. Mientras que las tecnologías creativas más antiguas y lentas nos acercaban más al proceso de un presente físico; frente a una pantalla u ordenador portátil, nuestros pensamientos se proyectan en un espacio sin cuerpo, infinito, de imágenes y eventos que cambian sin cesar. La ansiedad existencial que resulta de nuestros intentos de reconciliar estos dos modos de vida apenas comienza a sentirse. Por ejemplo, con el elevado número trastornos de salud mental en los jóvenes y la sensación de enajenamiento de muchas personas mayores.

Este trabajo aborda el encuentro de estas dos realidades, proyectadas una contra la otra en el espacio de la galería. La primera proyección de vídeo es un dibujo de un lugar, una imagen fija hecha con tinta y papel, una línea de pensamiento. Es el resultado de la contemplación, la observación y una conclusión extraída de un período de concentración prolongada. La segunda proyección es de cinco secuencias de video de cinco viajes, obtenidos de forma casi aleatoria de internet, que representan las referencias dispersas a nivel mundial que se acumulan en un mundo espejo cargado y compartido on-line. El marco suspendido define un espacio donde ambas versiones de un lugar y un tiempo se encuentran; en vez de superponerse una sobre la otra, aquí se encuentran desde el lado opuesto, se encuentran una contra la otra, convergiendo en la delgada membrana del película de proyección.

Cierto carácter antropomórfico de los proyectores, apoyados en sus soportes, crea una resonancia con la práctica de las artistas, dos mentes creativas separadas que trabajan en contra y entre sí, cada una aportando su energía, ideas y perspectiva. brook & black han trabajado juntas desde 2003 y continúan negociando, creando y soñando trabajos que ni hubieran querido ni podido crear por separado. En su trabajo a lo largo de los años exploran con frecuencia la interacción de lo físico y lo digital. A menudo yuxtaponen los elementos arquitectónicos, escultóricos y físicos con el vídeo, la proyección y el sonido, activando el espacio entre ellos para permitir al público hacer nuevas conexiones de narrativa y emoción.